17 mar. 2009

Cómo encender carbón de una manera rápida y fácil

¿Quién no ha tenido problemas alguna vez para encender el carbón?, estoy seguro que más de uno, por eso quiero compartir este tip que quizás algunos ya lo conozcan, pero no está demás compartirlo porque con este método podremos encender el carbón de una manera rápida y muy sencilla.

Sólo necesitamos papel periódico, fósforos y un poco de aceite.

Funcionalidad de la rejilla de protección

La principal función de la rejilla de protección es prevenir que si por alguna razón nuestras carnes llegaran a desprenderse de sus ganchos, éstas no lleguen a tener contacto con el carbón, ya que al estar caliente puede terminar quemándolas en cuestión de minutos.

Nótese la rejilla entre la carbonera y nuestras presas.

Pero ésta no es la única función que cumple la rejilla de protección, también podemos colocar sobre ella algunas de nuestras hierbas aromáticas preferidas como romero, hierba buena, culantro, tomillo y cualquier otra hierba que consideremos.

Estas hierbas deben estar húmedas, de lo contrario se encenderán generando llamas que quemarán las presas.


Otra buena idea es utilizarla para colocar papas y camotes que salen muy ricos.


Subiéndola al segundo nivel, la podemos utilizar como base para preparar diferentes tipos de platos como sudados, pizzas, lasañas, pachamanca a la olla, etc.



El cilindro tiene 3 niveles y la rejilla puede ser colocada en cualquiera de los tres para regular el calor que necesitamos o según el plato que estamos preparando.

2 mar. 2009

Historia del Cilindro Peruano

He recibido algunos correos preguntándome sobre el origen del cilindro y a ciencia cierta no existen fuentes fidedignas sobre el lugar de origen; de lo que estamos seguros es que es 100 % peruano.

Voy a contarles dos historias que me parecieron muy interesantes.

La primera se remonta a 1,849 durante la inmigración de los primeros culíes chinos al Perú, quienes llegaron por la escasez de mano de obra y principalmente a desempeñar labores agrícolas, trabajos en las islas guaneras y algunos otros en la servidumbre urbana.

Como era gente muy pobre y no tenían mayores utensilios para preparar sus alimentos, encontraron un latón viejo, que al darle la forma cilíndrica, se dieron cuenta que podía servirles para preparar sus carnes, e inclusive aprovechaban el calor para abrigarse en las frías noches de invierno.



La base del cilindro también puede servir como fogata en invierno.

Otra historia que me pareció interesante es aquella que cuenta que hace muchos años unos pescadores naufragaron y llegaron a las costas de Ica, cerca a la bahía de Paracas. Se quedaron en el lugar por un buen tiempo pero tenían un problema por las noches: el frío, que en algunos casos llegaba a despertarlos.
Las fogatas que solían hacer se apagaban fácilmente, entonces empezaron a buscar algo que mantuviera el fuego.

Uno de ellos encontró un latón que le dio forma de cono y de esa manera lograron mantener el fuego por más tiempo.
A los pocos días se dieron cuenta que también podía servir para preparar sus alimentos y así empiezan a darle otro uso.

Debo indicar que muchos amigos de Huacho y Chimbote me han escrito indicándome que el verdadero origen del cilindro es en aquellas ciudades. Lo único que puedo decir es que sea cual fuere el origen, debemos estar orgullosos de tener un horno que cada día nos une más con ese sabor incomparable que obtienen sus carnes.

La historia de Cilindro Peruano

Mi experiencia con el cilindro se remonta a julio del 2001 en casa de mi amigo Iván Burmester en Cajamarca. Allí lo vi por primera vez en una reunión de amigos, me gustó tanto el sabor del pollo al cilindro que decidí preparar el mío apenas llegara a Lima. Tenía que buscar el cilindro adecuado y esa fue la primera tarea por hacer.

Con el primer cilindro, sin base, sin asas de madera ni pintura, tal como lo conocí. Lima, 2001

El cilindro en esa época tenía un diseño muy rústico, pero sirvió para empezar a disfrutar con mi familia y amigos de este delicioso sabor.

En el 2007 estando en una reunión de amigos, luego de preguntar por el dueño del cilindro, se acercan dos personas y me encargan la fabricación de sus cilindros. Es en ese momento donde nace la idea de negocio. Había hecho algunos, pero sólo para amigos y familiares muy cercanos, pero nunca con fines comerciales.

Luego de hacer un pequeño estudio de mercado me di con la sorpresa que no existía ninguna empresa que los fabricara, y si había alguna, nunca la encontré. Es allí donde tomé la decisión de empezar a difundir el Cilindro Peruano, algo que siempre había estado aquí, esperando a que lo redescubran.

Primera generación del cilindro Tradicional.

La primera generación de cilindros no tenía asas de madera y era de una sola pieza, el problema era para encender el carbón. La pintura resistente al calor fue una de las características que trajeron nuestros cilindros desde su nacimiento.

1era. generación de cilindros. 2,007

Segunda generación del cilindro Tradicional.

En la segunda generación de cilindros decidimos cortar la base para poder encender el carbón cómodamente. Estos cilindros ya vinieron con las asas de madera y el sistema de puerta con bisagra. Aún no tenía la placa distintiva, sólo nuestro logo, ya patentado anteriormente.


2da. generación de cilindros. 2,007 - 2,008

Tercera generación del cilindro Tradicional.

La tercera generación de cilindros fue la que tuvo mayores innovaciones. Los cilindros ya contaban con su placa acerada con logo, la puerta con bisagra fue cambiada por una corrediza para regular el paso del aire, las patas del cilindro fueron elevadas un poco más y los accesorios internos también fueron rediseñados para hacerlo multifuncional. Se diseñaron los 3 niveles de cocción.

Con este exclusivo diseño también el BBVA Banco Continental nos dio su confianza para fabricarle 1,000 cilindros para sus clientes de la Cuenta Ganadora. Esta promoción fue auspiciada y promovida por el reconocido chef Gastón Acurio.


3ra. generación de cilindros. 2,008 - 2,009

Cilindro diseñado para el BBVA Banco Continental

Cuarta generación del cilindro Tradicional

En abril del 2010, decidimos nuevamente rediseñar el cilindro y hacerle algunas mejoras como adicionarle una segunda para aprovechar el espacio interno, y poder preparar allí papas gratinadas, tamales, sudados de pescado, etc. Cambiamos también el diseño de soportes internos de la versión inicial que era sólo una cruz.


Finalmente, adicionamos una pequeña chimenea con tapa para el desfogue natural del humo.

4ta. generación de cilindros. 2,010

Quinta generación del cilindro Tradicional

En mayo del 2011, nace la quinta generación del Cilindro Peruano. Ahora con un rediseño en los soportes para colgar las carnes que permiten aprovechar mejor los espacios y así aumentar su capacidad de cocción sin perder eficiencia. Se incluye en los obsequios el pedestal para la tapa, además de los que ya trae como el mandil, guantes, dvd tutorial, etc.





5ta. generación de cilindros. 2,011


Nueva versión PREMIUM

En diciembre del 2013, ingresa un nuevo miembro a la familia de Cilindro Peruano, el cilindro Premium de acero inoxidable, fabricado con planchas de 1.2 mm de grosor en calidad 304. 
Este cilindro tiene el mismo diseño interno del cilindro Tradicional de color negro, pero con una tapa en forma de cúpula.
Este tipo de cilindros empezamos a fabricarlos para restaurantes en el extranjero y poco a poco también ha ido introduciéndose en el mercado local. 

Cilindro Premium

La historia del cilindro se sigue escribiendo y gracias a sus sugerencias y comentarios seguimos trabajando para que más amigos puedan disfrutar del sabor de las carnes al cilindro...sabores que nos unen.